Psicointeriorismo: la casa habla de quienes la habitan

Todo lo inculcado desde nuestro nacimiento está relacionado con un interior. La referencia que cada un tenemos de los distintos espacios nos la han transmitido nuestros padres, abuelos, profesores, etc. Normalmente personas ajenas al mundo de la arquitectura y el interiorismo.
Para cada persona hay un canon de belleza, una mezcla entre funcionalidad, la estética impuesta por el consumismo y la moda, y lo más importante, la simbología que nos transmite.

El ser humano, desde sus comienzos, no se conformó con encontrar un refugio para vivir. Con pinturas y símbolos reflejaba sus vivencias y recordaba lo que sus antepasados hicieron.

La referencia de un espacio equilibrado, es tan exclusivo como cada individuo.
Hasta el espacio más humilde puede resultarnos un proyecto bien resuelto, por ejemplo, la casa de mi abuelo. Un espacio de lujos plastificados y cuadros con imágenes de un medio rural abandonado… No será un espacio de revista, pero puede que ser la referencia personal para todos mis proyectos.

Todos somos interioristas por el simple hecho de tener referencia de otras formas de vivir.

Hoy en día el consumismo hace que dejemos de imaginar nuestros propios espacios y nos impone uno prefabricado. Olvidamos el aspecto emocional, por lo que las viviendas carecen de simbología, de personalidad, de sentimiento…

Me gusta el hecho de conocer a una persona con ver su casa, que ésta te cuente sin palabras las inquietudes, raíces y sueños de sus habitantes.

Share
This entry was posted in Interiorismo and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Psicointeriorismo: la casa habla de quienes la habitan

  1. Javier says:

    Llevo toda la vida entrando en casas para pintarlas y la verdad es que prácticamente el 98% de los espacios de las parsonas me dicen lo mismo: no hay estructura ambiental y decorativa.
    El emblema de nuestra empresa es deja que tu espacio hable por tí.
    Estoy de acuerdo con que las casas hablan de como estan las personas que las habitan estructuradas.
    Cada uno tiene que encontrar su ambiente y vivir en él y no al revés.
    Saludos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *